consejos

Consejos para acudir a tu primera sesión de fotografía


Etiquetado: .

Hola, me llamo Laura Llorente y ayudo a los fotógrafos a impulsar sus negocios mejorando los textos de sus webs. Consigo que sus clientes antes de realizar un reportaje, ya sean conscientes del gran valor que tendrán las fotografías para sus recuerdos.

Pero ¿Qué experimenta realmente uno cuando se enfrenta a una cámara?

Hoy estoy aquí para contarte mi experiencia ante la cámara y ofrecerte mis recomendaciones. En toda mi vida he pasado 4 veces por las manos de un fotógrafo y, en general, mi balance es muy bueno.

Debido a la falta de costumbre y por mi personalidad tímida, los momentos previos e incluso los primeros minutos de cada sesión los recuerdo con nervios e incertidumbre, pero en todos los reportajes al poco rato he disfrutado muchísimo.

Preboda

Mi sesión de preboda fue muy divertida aunque también recuerdo esas primeras imágenes en pleno centro de Madrid muerta de vergüenza por sentirme observada por los transeúntes.

El fotógrafo nos comentaba a mi marido y a mi que nos olvidáramos de la cámara y que simplemente diéramos un paseo juntos.

Qué fácil parece ¿verdad? No te voy a engañar, al principio me resultó complicado no mirar a la cámara y poner cara de “foto”, pero sí que es cierto que a los pocos minutos se me pasó esa sensación y disfruté de la experiencia.

Consejos para tu sesión de pareja

  • Déjate asesorar por tu fotógrafo, él mejor que nadie sabrá cómo te sientes.
  • Escoge un lugar que sea especial para ti, así las imágenes serán mucho más emotivas.
  • Y vete elegante pero con ropa cómoda, nunca se sabe dónde puedes acabar subida.

Boda

Si te soy sincera, en el día de mi boda casi no recuerdo la presencia de mi fotógrafo. Entre los nervios que tenía ese día, la familia alrededor y tantos momentos planificados no me paré a pensar en el fotógrafo.

Pero realmente, tiene que ser así. Tu única misión es disfrutar de tu boda y no estar pendiente de las fotografías.

Consejos para tu gran día

  • Si has realizado un reportaje de preboda y te lo has pasado en grande, entonces despreocúpate del tema del fotógrafo para el día de tu enlace. Ya le conoces.
  • Y si no vas a realizar preboda, te digo lo mismo que en el reportaje anterior. Confía en tu fotógrafo, él es el experto. Tras pasar los primeros minutos te familiarizarás con él y con su cámara.

Sesión Familiar

Tras la boda llegaron los niños y este año decidimos regalarnos una sesión de fotos en familia.

Para este reportaje había puesto muchas expectativas. Todos vestidos a juego, fotos idílicas de familia feliz, etc. Pero con 2 niños pequeños, como te imaginarás la sesión no fue tal y como yo había planeado.

Para empezar ese día se nos olvidó parte de la ropa ¿en serio? Después de estar más de 1 mes preparando esa sesión ¡nos dejamos las camisas en casa!

Tras unos minutos de pánico, el fotógrafo nos tranquilizó y nos ayudó a prepararnos con el resto de las prendas que habíamos traído.

Como es normal, al comienzo de la sesión estábamos un poco tímidos. Bueno, más bien solo mi marido y yo, porque los peques ya estaban disfrutando como enanos.

En esta ocasión, al igual que en la preboda, tras unas breves recomendaciones del fotógrafo nos fuimos relajando y las fotos espontáneas fueron surgiendo por sí solas.

Finalmente ese día nos lo pasamos todos en grande. Nos reímos y fue una bonita tarde en familia.

Consejos para que disfrutes

  • No te compliques con el vestuario, a veces una camiseta blanca y unos vaqueros son la mejor elección.
  • Si vas con niños, no intentes planificar la sesión. Tus hijos serán mucho más espontáneos de lo que imaginas.
  • Y no dejes pasar demasiado tiempo para hacer un reportaje en familia. Los niños crecen demasiado rápido.

Book Profesional

Hace solo unos meses contacté con un fotógrafo para realizarme unas fotos para mi web. Era el momento de dar un toque profesional a mi página.

En la teoría sabía perfectamente a lo que me iba a enfrentar. Serían unas fotos profesionales donde la única protagonista iba a ser yo, sin pareja, sin niños y sin ningún tipo de paisaje alrededor.

Ese día acudí a mi cita bastante tranquila y con plena confianza en que de ese día saldrían unas buenas imágenes.

Tras un rato de charla y presentaciones con el fotógrafo comenzamos la sesión. Ahí fue cuando comenzaron mis nervios ¿cómo me coloco? ¿De pie, sentada, brazos cruzados, un boli en la mano?

Y como vino ocurriendo en el resto de las sesiones, bastaron unas pocas indicaciones del fotógrafo para captar la idea y comenzar a relajarme.

Consejos

  • Evita prendas con colores fuertes o estampados vistosos.
  • No vayas con una idea preconcebida de lo que será la sesión. Nadie mejor que tu fotógrafo para saber qué poses son las más acertadas.
  • Relájate, aunque sea para temas laborales, disfruta de la sesión porque es toda una experiencia.

Finalmente, antes de despedirme quería preguntarte: ¿has tenido alguna experiencia en un reportaje profesional?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.