L+M | Preboda en la Sierra Sur

 

La preboda de Lydia y Migel fue un poco impovisada. Al principio no estaban muy seguros de hacerla porque no les gustan mucho las fotos, aunque ¡quién lo diria viendo esta sesión! Estuvimos con ellos poco más de una hora y, en ese tiempo, hicimos fotos preciosas, llenas de amor, ternura y complicidad. Aquí os dejamos una pequeña muestra de su sesión de preboda.

La luz que hizo ese día fue maravillosa. ¿Quién dijo que no se pueden hacer fotos bonitas en verano?

Seguir leyendo

C+F | Preboda en la sierra

Cinco días, 120 horas o 7.200 minutos… ¿qué es el tiempo cuando estás junto a la persona que amas?  Un minuto puede ser una enternidad, cuando esperas esa llamada que no llega o ese beso suspendido en el aire. Y un año puede ser un suspiro cuando te acompaña la persona que has elegido para pasar con ella el resto de tu vida.

Mi Rosarillo (me mata cuando lea esto), ese ángel que la vida ha puesto en mi camino, va a casarse con un hombre estupendo, de esos que te hacen reir hasta que te duele la barriga y que te mira con cara de devoción absoluta. Y yo soy muy afortunada porque voy a compartir ese gran día con ellos. Y sé que va a ser uno de los más felices de su vida (y de la mía).

Y para muestra de ese amor, os dejo las fotos de la preboda que hicimos hace unos meses y donde nos lo pasamos genial. Chicos, este sábado toca FIESTÓN!!

Seguir leyendo

E & D | Sesión de pareja

Lo de esta sesión fue todo un reto. Era domingo y llovía. Cualquier otra pareja se hubiese echado para atrás a la hora de hacer las fotos, pero Eva y David decidieron liarse la manta a la cabeza y hacerla. Y nosotras encantadas, porque muy pocas veces tienes la oportunidad de hacer unas fotos como estas.

Pasamos un rato estupendo con ello, nos reímos, nos mojamos un poco y pasamos algo de frío (bueno, unos más que otros…). Y salió una sesión preciosa. Esto es solo una pequeña muestra de ese día.

Chicos, muchas gracias por confiar en nosotras.

Seguir leyendo

M & J | Trailer Preboda en Jaén

Tenemos la suerte de tener un trabajo precioso, que nos apasiona porque compartimos momentos muy íntimos y emotivos con las personas con las que trabajamos. Pero cuando esas personas son de tu sangre, la cosa cambia mucho y todo se siente de manera especial, más intensa, como un cosquilleo que te recorre la piel.

Hoy os traigo el previo de la preboda de mi hermano pequeño, la persona más especial que existe en el mundo.

Seguir leyendo